Edificios sostenibles para una arquitectura sostenible


Diversey, comprometida con el desarrollo sostenible, pone a su disposición la gama SURE de productos de limpieza profesionales, 100% naturales para la limpieza y desinfección en edificios con certificación ecológica o en aquellos que desean conseguir dicha certificación, LEED y BREEAM ).


 

ARQUITECTURA SOSTENIBLE

C ada vez más la sociedad y los gobiernos están más concienciados en la necesidad de reducir el impacto medioambiental de la actividad de los diferentes sectores de la economía.

Por este motivo, en los últimos años ha aumentado la demanda de mejoras en la sostenibilidad de los edificios con el propósito de reducir al máximo su impacto sobre el medio ambiente.


Limpieza ecológica para edificios sostenibles

En Diversey llevamos apostando y siendo pioneros en la formulación de productos químicos para la limpieza e higiene profesionales eficientes, seguros y respetuosos con el medio ambiente.Creemos firmemente en que un futuro mejor pasa por un crecimiento sostenible con una limpieza sostenible.

Por ello, después de llevar varios años comercializando productos de limpieza profesional eco-certificados, hemos ido un paso más allá con el lanzamiento de nuestra gama SURE, que cumple perfectamente las necesidades limpieza higiene y desinfección de edificios sostenibles o que pretendan conseguir algún certificado de sostenibilidad de edificios. Además, SURE es la única gama de productos de higiene del mercado que cubre todas las necesidades / aplicaciones, disponiendo de productos adecuados para suelos, superficies, higiene de cocinas y manos.

Los productos de la gama SURE® son de origen vegetal, 100% biodegradables y diseñados para ofrecer resultados profesionales superiores siendo seguros para las personas y para el medioambiente. Contienen ingredientes ecológicos procedentes de recursos renovables se derivados de subproductos de la industria agroalimentaria como, por ejemplo: la remolacha azucarera, maíz, salvado de paja, salvado de trigo y coco.

Los productos no contienen colorantes artificiales, perfumes, amonios cuaternarios, cloro, fosfatos o compuestos de óxido, y se han formulado para lograr la menor clasificación de peligrosidad posible para reducir la necesidad del uso de guantes y gafas protectoras u otros Equipos de Protección Individual (EPIs) durante la limpieza.

 

Los arquitectos deben tener en cuenta todas las fases del proceso en su mente.

Desde la edificación, diseño y construcción hasta tu utilización y vida útil de cada elemento empleado. Una convergencia de los 3 factores que mencionábamos anteriormente.

Esta práctica, recientemente fomentada por los gobiernos, se basa en la utilización de la energía disponible de forma eficiente. Para ello, se busca una optimización en los procesos productivos, utilizando menos recursos, aprovechando el empleo de la energía necesaria para producir determinado bien o servicio y reutilizándola o transformándola para realizar varios en su lugar. Es decir, descubrir la manera más eficiente de utilizar la energía para hacer más con menos gastos.

Es por ello, que los administradores de diferentes países quieren mostrar y educar a la población en estos nuevos métodos más amigables con el ecosistema. Adicionalmente a los beneficios medioambientales y sociales que proporcionan, del mismo modo, causan un ahorro económico tanto para cada uno de sus usuarios como a una mayor escala. Una reducción en los recursos utilizados por los habitantes de un determinado país, se traducirá en un ahorro de recursos que habitualmente es necesario importar, y por tanto un ahorro económico importante.

El desarrollo sostenible se basa en la combinación de 3 factores esenciales para un crecimiento satisfactorio y duradero en el tiempo. Para empezar, debe ser amigable con el medio ambiente, esta es de hecho su meta principal. Pero además, para que funcione, deberemos tener en cuenta que sea rentable, es decir, que pueda realizarse con los fondos económicos de los que disponemos, así como que sea viable a largo plazo. Y por último, deberemos tener en cuenta el factor social. El desarrollo sostenible debe tener en consideración un progreso equitativo para toda la humanidad, de igual manera que debe ser consciente de futuras generaciones, cuidando y protegiendo los recursos ecológicos.
Para cumplir con el anterior punto se ha creado la arquitectura ecológica , que consiste en la utilización y optimización de los recursos naturales minimizando el impacto medioambiental de las viviendas y locales industriales. Para ello, se deben tener en cuenta las características del ecosistema del entorno, buscando conseguir una adaptación lo más ajustada posible. Observando las condiciones climáticas y la hidrografía de la zona se intenta encontrar la manera más eficiente de aprovechar estos recursos. Por otra parte, también se pretende utilizar la mínima cantidad de materiales de construcción y buscando siempre la alternativa que haya utilizado menos recursos energéticos en su fabricación. Sin olvidar la calidad de estos materiales, y es que poseer buenos aislantes nos permitirá reducir el consumo de calefacción, refrigeración e incluso iluminación. Por todo esto, los arquitectos deben tener en cuenta todas las fases del proceso en su mente. Desde la edificación, diseño y construcción hasta tu utilización y vida útil de cada elemento empleado. Una convergencia de los 3 factores que mencionábamos anteriormente.
Algunas de las características con las que debe contar un edificio de estas características serán la optimización de la energía utilizada, tanto la activa como la pasiva, de manera que se reutilice lo más posible y se pueda transformar para un nuevo uso. Además, deberá mantenerse con energías renovables que respeten el medioambiente, evitando emitir la menor cantidad de CO2 a la atmósfera. También se busca una calidad de vida superior para sus habitantes, es por ello que posicionando grandes ventanales en zonas estratégicas conseguiremos aprovechar la mayor cantidad de luz solar posible, así como, ventilar los habitáculos, aportándoles aire fresco. Igual que observamos nuestro entorno y nos aprovechamos de sus recursos, también debemos prestar atención y evitar interferir negativamente con el ecosistema que nos rodea. Adicionalmente, como mencionamos anteriormente, debe ser económicamente rentable, tanto a nivel particular como a gran escala. Por suerte, un ahorro en el consumo de energía, se mostrará de manera paralela en un ahorro económico. Por otra parte, debe unirse de forma sencilla y modesta con la arquitectura de la zona, así como adaptarse a las costumbres y la cultura del área. En resumen, la arquitectura sostenible permitirá un gran ahorro económico tanto en sus fases de edificación como en su posterior utilización. Lo que, además, creará una conciencia social en la utilización de recursos energéticos, gracias a la aplicación de prácticas sencillas que mostrarán y educarán a la población sobre los grandes beneficios que se pueden llegar a conseguir. Asimismo, se sentirán más unidos y se sentirán parte del ecosistema, lo que provocará un mayor cuidado de los recursos naturales encontrados en el entorno. Por último, estos recursos inagotables y la educación sobre los mismos, permitirán a nuevas generaciones mantener e incluso mejorar la calidad de vida actual.

Productos relacionados

Diversey ha desarrollado una gama de productos específicos que contribuyen a mejorar la clasificación de sostenibilidad de los edificios que pretenden conseguir alguna de las certificaciones existentes. La gama SURE® es la gama de productos de limpieza ecológicos más completa del mercado.

Usted podrá encontrar dentro de esta gama productos ecológicos para la limpieza general de superficies, baños, suelos e higiene de manos que se adaptan a las necesidades y al tamaño de su centro mediante diferentes sistemas y aparatos de dosificación y dilución. Estos sistemas le permitirán en todo momento mantener un control de las dosis de las soluciones de limpieza y el control de sus costes operativos, al mismo tiempo que podrá reducir la generación de residuos y aumentar la seguridad de los operarios, pues se trata de productos con la mínima clasificación de seguridad para cada aplicación existente en el mercado. Los productos de la gama SURE® son de origen vegetal, 100% biodegradables y diseñados para ofrecer resultados profesionales superiores siendo seguros para las personas y para el medioambiente. Contienen ingredientes ecológicos procedentes de recursos renovables derivados de subproductos de la industria agroalimentaria como, por ejemplo: la remolacha azucarera, maíz, salvado de paja, salvado de trigo y coco.

¿DESEA AMPLIAR LA INFORMACIÓN ?

Danos tu email y nos pondremos en contacto contigo